Punción Seca

Es una técnica muy efectiva en el tratamiento de los puntos gatillo miofasciales (PGM). Los PGM son puntos dolorosos a la compresión y pueden dar un dolor referido característico (dolor a distancia).
La técnica consiste en una punción del músculo con una aguja estéril muy fina que provoca una relajación inmediata de las fibras musculares afectadas dando en pocos días una disminución del dolor y mejora de la movilidad articular.
Está indicada en problemas como por ejemplo el epicondilitis, epitrocleitis, tendinitis, espasmos gemelos, contracturas musculares, dolores referidos (a distancia), entre otros.

Otros tratamientos fisioterapéuticos

2019-08-14T10:20:51+00:00